Ocasión manifiesta de gol vs. Fuera de Juego

Posted By on abr 4, 2014


Publicamos esta interesante jugada por no ser habitual y presentar una serie de circunstancias que la hacen muy interesante para el análisis desde el punto de vista arbitral a la luz de las Reglas de Juego.

Un defensor evita un gol utilizando su mano de manera voluntaria. Un atacante que se encontraba en posición de fuera de juego, recoge el balón tras producirse la mano e introduce el balón en la portería.

El árbitro había señalado penalti y tarjeta roja por evitar el gol con la mano, pero tras consultar con el árbitro asistente, señala a instancias del mismo, fuera de juego y reanuda el encuentro con el correspondiente tiro libre indirecto.

¿Por qué la decisión final (fuera de juego) no es correcta?

No se puede conceder ventaja a un jugador que no está en condiciones legales de aprovecharla, porque no existe ventaja y el equipo infractor sale beneficiado de esa errónea interpretación.
La decisión, por tanto, debe ser penalti y tarjeta roja por evitar un gol de manera intencionada con la mano.

Es importante señalar, que la mano es anterior al fuera de juego. Aunque el jugador se encuentra en posición de fuera de juego previamente, como es sabido, el encontrarse en posición de fuera de juego no es motivo de sanción y es necesario esperar a ver si desde esa posición interfiere en el juego, en un adversario o saca ventaja de esa posición, hecho que se produce después de la mano. Por lo tanto y al no poder concederse ventaja (para que un jugador en fuera de juego juegue el balón), ha de sancionarse la mano voluntaria.

También analizamos la jugada, entendiendo que el árbitro pita la mano, tras haber introducido el balón en la portería el jugador que estaba en fuera de juego, dada la inmediatez de las situaciones, ya que si el árbitro hubiese pitado antes de que este jugador “marcase” el gol, no habría ninguna duda de que la única posibilidad de reanudar el juego hubiese sido con el lanzamiento del penalti, ya que todo lo que hubiese acaecido posteriormente hubiese carecido de validez.

En cualquier caso, sólo hubiera sido entendible la decisión, si el árbitro hubiese concedido ventaja, desconocedor de la inicial posición de fuera de juego del jugador que acaba “marcando”.  De haber sido así y tras ser informado por el árbitro asistente de que el jugador que “marcó” estaba en fuera de juego, la decisión debería haber sido penalti y tarjeta roja al defensor que evita el gol de manera antirreglamentaria.

N.B. La Federación Alemana de Fútbol, aclaró convenientemente en su web oficial, la jugada en cuestión y la decisión correcta que debió ser tomada.